13 de noviembre de 2018
Diario de la Vendimia 2018

A nivel climatológico en general, las temperaturas han sido similares a la vendimia del 2017 a pesar de que la primavera ha sido más suave debido a la gran cantidad de días de lluvia, lo que hace que las temperaturas máximas no sean tan elevadas. El cambio de ciclo importante llega por San Juan, donde las temperaturas son un poco más elevadas y es destacable la importante ola de calor la primera semana de agosto. A pesar de este apunte, el verano se mantiene irregular, alternándose los días de sol y de lluvia.
El ciclo de vendimia (octubre-septiembre) ha sido lluvioso, llegando los 650 litros anuales (20% por encima de la normalidad). El inicio del otoño es lluvioso pero sigue muy seco hasta finales de febrero, momento en el que la lluvia es constante hasta finales de junio. La lluvia no vuelve hasta mediados de agosto y una vez arrancada la vendimia, es una constante semanal acumulando 120 litros respecto a los 30 del año anterior.

El crecimiento vegetativo y el número de racimos por brocada se mantiene dentro de la normalidad, excepto algún caso como el macabeo. El tamaño del grano es pequeño en las variedades tempranas y normal a partir del xarel·lo. En esta añada es destacable la problemática a nivel de enfermedades, pues las variedades macabeo y tempranillo se ven afectadas por el mildiu.
Todo ello y en conclusión, este año los vinos presentan una graduación significativamente inferior a otros años, con una media de un grado menos en general. Sin embargo, es pronto para hacer una valoración cualitativa, pero en este momento tenemos un vinos frescos, suaves y elegantes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

0

Home